Abuelos Vigorosos 3

Abuelos Vigorosos 3

Parte 3

Los que conocen del tema de gerontología, el estudio del proceso de envejecimiento, aseguran que actualmente, las personas mayores no responden a un perfil estereotipado ni semejante de vejez, como pasaba años atrás. Los abuelos, en general, se sienten y parecen muy jóvenes, elegantes, guapos, son más independientes y necesitan sentirse activos, valorados y demandados mucho más que en épocas anteriores de nuestra historia. Años atrás pensaba que solo había una forma de envejecer y como resultado llegar a ser abuelo.  Sin embargo, he visto y aprendido como los distintos estilos de vida y los ambientes culturales tienen mucho que aportar en cuanto a la manera en que se llega a ser abuelo, y esto afectará a cómo se ejerce este rol.

Por otro lado, tenemos que reconocer que llegar a tener muchos años, como hemos conseguido en este último siglo, es un gran logro. Se ha luchado contra la decadencia de la edad con una mejor alimentación, haciendo ejercicio, el cuidado emocional y espiritual, pero, a pesar de la lucha mencionada, no podemos olvidar que el tiempo pasa traicioneramente y que la edad cronológica no perdona, y aunque llegásemos a falsificar la tarjeta de identidad, el envejecimiento biológico hace su aparición, más tarde o más temprano, y no lo podemos detener. Por más que queramos no vamos a lograr que el reloj no marque las horas, aunque lo exprese Luis Miguel.

Ciertamente, todo está cambiando de forma muy rápida en estos últimos años, especialmente para el grupo social de los mayores de 65 años. También debemos reconocer que el concepto de “abuelos” y ejercer de tales ha variado poco a lo largo de la historia; pero en cuanto a los cambios externos y de calidad de vida tenemos que reconocer que la mayoría de las personas que llamamos de la “tercera edad” parecen hoy muy jóvenes y, en muchos casos, hasta bien entrados los 80 o 90 años, nos pueden desorientar muchísimo con respecto a su edad, porque se cuidan, salen, hacen turismo… y, sobre todo, crecen en número porque se ha invertido la pirámide de población. Créeme, lo experimente en mi reciente viaje a Puerto Rico donde compartimos con un familiar de 85 años que aún me ha dejado sorprendido.

Además, hemos de añadir que el estudio de la vejez es bastante nuevo y, aunque siempre han existido los abuelos, se empezó a analizar este grupo social de forma más concreta cuando la jubilación y las pensiones hicieron su aparición, y cuando este grupo de edad empezó a parecer más joven, a tener más salud, más capacidad económico-política y más vida por delante, llegando a ser un colectivo importante, que alcanzó categoría estadística. Es el caso de aquí en los Estados Unidos con los llamados “baby boomers” cuando estos llegaron a los 65 años en el 2011, hace apenas unos 10 años atrás. Desde entonces cada día un promedio de 10,000 de los baby boomers cruzan la marca de los 65 años, y se espera que para el 2030 todos los pertenecientes a esa generación tengan por lo menos los 65 años.

Todo lo mencionado hasta ahora nos lleva a valorar mucho el concepto de “envejecimiento activo”, que la Organización Mundial de la Salud nos lo define muy bien al señalar que “se trata del proceso en el que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad, a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

Por lo tanto, envejecer activamente implica permitir que los abuelos puedan realizarse en todos los aspectos de su vida: física, mental y socialmente, participando libremente en la sociedad a la que pertenecen, y recibiendo de ella la protección que necesiten expresada en los cuidados y la seguridad requerida conforme avance la vida, sustituyendo el trabajo que se hacía antes de la jubilación por muchas otras actividades que pueden llegar a ser tanto, o más compensatorias que la actividad laboral anterior.

¡Qué gran papel el de las abuelas y de los abuelos activos! ¡Qué huella más indeleble pueden dejar en la vida de sus nietos! La conocida antropóloga Margaret Mead dice al respecto: “Los mejores amigos que he tenido en mi vida fueron personas que también crecieron cerca de un abuelo o una abuela a quien querían”. En un artículo de una revista internacional se menciona al presidente Obama diciendo que: “El primer Presidente de los EE. UU., afroamericano, anunciaba que la madre de su esposa (Marian Robinson) se mudaría con ellos a la Casa Blanca, recalcando el importante papel de esta primera abuela no solo en la crianza de sus niñas Sasha y Malia (de siete y diez años en aquel momento), sino también en su bienestar psicológico, aportándoles una más que necesaria sensación de estabilidad”.

El Libro de Job, capitulo 12, versículo 12 nos dice: La sabiduría pertenece a los ancianos, y el entendimiento, a los mayores. Los abuelos no solo somos los “canguros” baratos, un recurso práctico para los padres, sino que también somos una fuente de recursos para ayudar en el crecimiento y desarrollo de nuestros nietos. Es interesante ver la dinámica que se da en las escuelas primarias a la hora de salida. Ahora, muchos de nuestros niños son recogidos en la escuela por sus abuelos. Yo también lo he hecho.

Nos veremos en el barrio…un cafecito a la vez. Que Dios te bendiga abundantemente y seas de bendición para otros.

 

Copyright 2022
Dr. Rafael (Rafy) Gutiérrez
Director/Pastor
Ministerio Padre de Corazón
www.padredecorazon.org
rafy@padredecorazon.org
Fuentes consultadas y citadas: Martínez Vera, E., & Planagumà, C. (2016). Una guía para los abuelos de hoy.

Foto por: Tim Kilby en Unplash

05 Ene 2022

"La sabiduría pertenece a los ancianos, y el entendimiento, a los mayores."
Job 12:12 (NTV)

Pastor Rafy Gutierrez, DMin

Director Ministerio
Padre de Corazón

Rafael (Rafy) Gutierrez

Rafy Gutiérrez posee un bachillerato (licenciatura) en administración de empresas y dos maestrías; una en finanzas corporativas y otra en estudios bíblicos y ministerios. Posee un Doctorado en Ministerio (DMin) del Seminario Bautista Midwestern en Kansas City, Mo.  Su pasión es estudiar y enseñar la Biblia y brindar cuidado pastoral enfocado en el ministerio para padres.

Rafy es el Director del Ministerio Padre de Corazón, ministerio hispano de Abiding Fathers con oficinas en Dallas, Texas. Ha impartido talleres y conferencias sobre el rol del padre en Cuba, Puerto Rico, España y en varias ciudades en los Estados Unidos. Es productor y la voz en el Podcast de Padre de Corazón. Rafy es profesor adjunto en el Seminario Teológico Bautista de Midwestern y profesor invitado en el Seminario Teológico de Centro América extensión del Seminario Teológico de Dallas, Texas.

Rafy y su esposa, Ernestine (Ernie) se mudaron a la zona de Frisco, Texas desde Puerto Rico en 1995. Tienen dos hijas casadas, Amy y Wendy, y dos amados nietos, Coral y Joel.

Fue ordenado pastor en Marzo del 2016. Actualmente se congrega en The Heights en Español en Richardson, Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.