El Padre que Instruye

El Padre que Instruye

Celebrando el Día de los Padres 2020

Efesios 6:4

“Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor”
Efesios 6:4

Por: Dr. Wilfredo Mora

He aquí varias preguntas para ti. ¿Alguna vez has reprendido o castigado a tu hijo(a) bajo un fuerte enojo o rabia? ¿Cómo te sentiste? ¿Qué nos dice la Biblia sobre cómo debemos disciplinar a nuestros hijos? En un sólo versículo, Pablo nos da palabras inspiradas por el Espíritu Santo sobre este tema tan importante en la crianza de los hijos.

En Efesios 4:31-32 Pablo nos llama, de manera general, a que abandonemos toda amargura, ira, enojo, gritos y calumnia y nos instruye a perdonarnos mutuamente, sabiendo que Dios también nos perdonó a nosotros. El enojo es una emoción cruel, que una vez se le permite la entrada a nuestro corazón, dará lugar a otras emociones, convirtiéndose así en el tirano de nuestras vidas. También nos llevará a vivir vidas en amargura que no nos permitirán desarrollar nuestro máximo carácter cristiano.

Decimos que “no podemos dar de lo que no tenemos”, por lo que también en Efesios 6:4 se nos llama la atención a que más allá de no permitir tener este enojo en nosotros, tampoco lo pasemos de manera intencional a nuestros hijos. Cabe señalar que este texto hace un llamado directo a los padres varones. La palabra del texto original se traduce como un llamado directo al papá (padres, en plural), quien en la antigüedad, y como debería ser ahora, era el llamado a ser el encargado directo de la disciplina de los hijos. El mismo es muy claro al decir que en vez de hacerlos enojar, nos dediquemos a criarlos. Por lo tanto, debemos enfocar nuestros esfuerzos en criar a nuestros hijos de la manera que el mismo texto sugiere: “ […] según la disciplina e instrucción del Señor”.

Nuestro amado Jesús nos dio el ejemplo de que su actuar era de acuerdo con lo que su Padre le enseñaba o pedía. Criemos a nuestros hijos en amor, mostrando un ejemplo de disciplina y rectitud. El padre terrenal disciplina a sus hijos estando sujeto a la Palabra y actuando dentro del mismo propósito y orientación que nuestro Padre Celestial aplica en disciplina a quienes ama (véase Hebreos 12:5-7).

 

Dr. Wilfredo Mora. MDiv, DMin. (Colombia)
Pastor ordenado de la iglesia Presbiteriana Cumberland

Miembro de la Junta de Misiones del Presbiterio de Gracia

Participante permanente de la Fraternidad Teológica Latinoamericana capitulo Florida (USA)

13 Jun 2020

“Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor”
Efesios 6:4

Wilfredo Mora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.