El padre que disciplina

El padre que disciplina

Celebrando el Día de los Padres 2020

Proverbios 13:24

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”.
Proverbios 13:24

Por: Ariel Irizarry

El amor a nuestros hijos, tal y como lo establece Proverbios 13:24, se refleja cuando los corregimos. Esta instrucción debemos aplicarla, no de una manera cultural o basada en cómo nosotros fuimos disciplinados cuando crecíamos, sino de una manera bíblica. El texto nos dice “[…] desde temprano lo corrige”. Esto nos enseña que hay virtud en poner atención al comportamiento de nuestros hijos desde pequeños, y nos indica a la vez, que esta disciplina constante y apropiada —de acuerdo a la edad—va a rendir frutos que perdurarán.

Mi esposa y yo tenemos dos hijos varones, uno tiene quince y el otro once años de edad. Ambos tienen personalidades distintas y requirieron, cuando más pequeños, distintos estilos y frecuencias de disciplina. Un estilo que mi esposa y yo adoptamos cuando ellos estaban entre las edades de 2-7 años fue usar “time-out”, o sea, periodos cortos de estar en un área designada, si desobedecían una instrucción y ya habían sido advertidos de su comportamiento. Al final de ese tiempo, hablábamos de su actitud y acción, orábamos y al final les abrazábamos diciéndoles que les amábamos.

El objetivo del castigo es que haya arrepentimiento de corazón al ellos apreciar el evangelio y gracia que experimentan por parte de Dios y la restauración con nosotros como padres. En la edad que mis hijos están ahora, es más común el estilo de disciplina de quitar privilegios, dar tareas adicionales y buscar tiempos para que mediten en textos bíblicos relacionados a sus acciones, pero siempre demostrándoles firmeza y amor en nuestro trato. Algo clave es mantener siempre una relación cercana con ellos para que cuando tengamos que disciplinarlos ellos puedan entener que realmente lo hacemos porque les amamos.

Es importante que los padres (papá y mamá) se alienten mutuamente a ver los hijos como discípulos de Jesús en preparación para cumplir Sus planes y verse a sí mismos como los discípuladores principales. Ahora, como hombres y padres, necesitamos tener una relación cercana con Dios diariamente; levantándonos cada día dándole el Señorío a Cristo y diciéndole: “Úsame para equipar a mis hijos para que puedan conocerte y te den a conocer”.

 

Ariel Irizarry
Director Capacitación Global

Lifeway Christian Resources

Director – Lifeway en Español

 

17 Jun 2020

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”.
Proverbios 13:24

Ariel Irizarry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.