Carácter El Eslabón más Débil-5

Carácter El Eslabón más Débil-5

Parte 5

“A ver si el gas pela y el apio es verdura.” El dicho o refrán se utiliza para saber la verdad sobre una situación conflictiva o ambigua. También, se usa para medir fuerzas con alguien o algo. La frase es puertorriqueña y tiene algunas variantes. En el libro “Los que dicen Ay bendito” se registra la frase como: “ver si el gas pela y el apio es verdura”. El dicho presenta dos verdades, porque el gas pela y el apio es verdura. La introducción condicional (ver si) es una formula cuya intención de confrontación es evidente. Se cree que el empleo de la frase se remonta a épocas pasadas, cuando se usaba el gas en su estado líquido para cocinar y alumbrar. Algunas variantes son: “vamos a ver si el gas pela y la gasolina arde” y “ver si el gas pela y el ñame es verdura”. Bueno, yo creo que ustedes entienden el mensaje.

Gedeón estaba por ver si el “gas pela y el apio es verdura”. Es tiempo de entrar en acción luego de las señales dadas por Dios. Ya habiendo validado que Dios lo estaba enviando a liberar al pueblo israelita de la opresión de los Madianitas, Gedeón levanta un ejército de treinta dos mil hombres para pelear contra un ejército de ciento treinta y cinco mil soldados. Escucha como describe el autor del libro de Jueces lo impresionante del ejercito madianita: “Los ejércitos de Madián, de Amalec y del pueblo del oriente se habían establecido en el valle como un enjambre de langostas. Sus camellos eran como los granos de arena a la orilla del mar, imposibles de contar.” Impresionante, ¿no crees? La realidad es que la proporción es de uno a cuatro. No es lo que podemos decir una proporción ideal para entrar a la guerra. Pero, espera aún falta más. Ya veremos si el gas pela de verdad o de verdura como dirían en mi pueblo.

“Entonces el Señor le dijo a Gedeón: “Tienes demasiados guerreros contigo.” ¡Espera! O como me decía mi amada nieta cuando pequeñita: “Espeate papá”. Piensa por un momento. Primero Dios llama a Gedeón “Guerrero Valiente” cuando estaba escondido en el lagar trillando el trigo y ahora le dice que tiene demasiados guerreros para ir a la guerra. O Dios no sabe de estrategias de guerras o no entiende nada de aritmética. He aquí la parte interesante, Dios continúa diciéndole a Gedeón: “Si dejo que todos ustedes peleen contra los madianitas, los israelitas se jactaran ante mí de que salvaron con su propia fuerza.” Dios conoce perfectamente el corazón de los hombres. Sabía muy bien como lo israelitas reaccionarían ante una victoria que ya Dios mismo les había dado

Entonces de treinta y dos mil bajamos a diez mil que estaban “dispuestos a pelear”. Pero ¿sabes qué? Para el Señor aún eran demasiados. Y de diez mil hombres el ejército de Gedeón bajo a 300. Una proporción de 1 a 450. ¿La respuesta del Señor? “Con estos trescientos hombres, rescatare a Israel y te daré la victoria sobre los madianitas.” Dios confirma la victoria.  ¿Te acuerdas? “Yo estaré contigo, y destruirás a los madianitas como si estuvieras luchando contra un solo hombre.” Jueces 6:16. No es asunto de estrategias de guerra ni mucho de aritmética. Es asunto del poder del Dios soberano quien ha de traer libertad a Su pueblo. Ya la victoria estaba declarada. Dios le dio la victoria a Gedeón de una forma increíble, como solo Dios lo sabe hacer, para Su gloria y solo para Su gloria.

Quiero dejarte con estas tres enseñanzas sobre la historia de Gedeón. Nuestras debilidades son el medio ideal para Dios mostrar su poder y presencia. Gedeón logro una tarea increíble y considerada como imposible, pero no para Dios. De igual manera Dios lo puede hacer en tu vida.

Dios usa lo que el mundo o uno mismo considera como débil. Él toma a un hombre que no tiene mucho que ofrecer, pero está dispuesto a ofrecerlo, y hace algo extraordinario. Una vez escuché a un predicador decir: Dios obra a través de quien está presente y con deseo de hacer algo, no del que está ausente y se cree capaz.

Tu transformación probablemente no ocurrirá de la noche a la mañana. Pero día a día, año tras año, Dios ha de convertir a cada uno de nosotros en sus líderes inesperados, hombres que reclamarán una pequeña parte de este mundo de una manera tan sorprendente que solo Él puede obtener la gloria.

 

Copyright 2021
Dr. Rafael (Rafy) Gutierrez
Director-Ministerio Padre De Corazón
rafy@padredecorazon.org
www.padredecorazon.org

13 Abr 2021

“Yo estaré contigo, y destruirás a los madianitas como si estuvieras luchando contra un solo hombre.”
Jueces 6:16

Pastor Rafy Gutierrez, DMin

Director Ministerio

Padre de Corazón

Rafael (Rafy) Gutierrez

Rafy Gutiérrez posee un bachillerato (licenciatura) en administración de empresas y dos maestrías; una en finanzas corporativas y otra en estudios bíblicos y ministerios. Posee un Doctorado en Ministerio (DMin) del Seminario Bautista Midwestern en Kansas City, Mo.  Su pasión es estudiar y enseñar la Biblia y brindar cuidado pastoral enfocado en el ministerio para padres.

Rafy es el Director del Ministerio Padre de Corazón, ministerio hispano de Abiding Fathers con oficinas en Dallas, Texas. Ha impartido talleres y conferencias sobre el rol del padre en Cuba, Puerto Rico, España y en varias ciudades en los Estados Unidos. Es productor y la voz en el Podcast de Padre de Corazón. Rafy es profesor adjunto en el Seminario Teológico Bautista de Midwestern y profesor invitado en el Seminario Teológico de Centro América extensión del Seminario Teológico de Dallas, Texas.

Rafy y su esposa, Ernestine (Ernie) se mudaron a la zona de Frisco, Texas desde Puerto Rico en 1995. Tienen dos hijas casadas, Amy y Wendy, y dos amados nietos, Coral y Joel.

Fue ordenado pastor en Marzo del 2016. Actualmente se congrega en The Heights en Español en Richardson, Texas.

2 comentarios en “Carácter El Eslabón más Débil-5”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *