Vistanse de humildad

Vistanse de humildad

Vistanse de humildad

“El hacha no puede jactarse de los árboles que ha cortado. No puede hacer nada sin el leñador. El la hizo, la afilo, y la uso. El momento en que la pone a un lado, se convierte en hierro viejo. Ah, que yo nunca pierda de vista esto. El líder espiritual de hoy es con toda probabilidad uno que ayer expreso su humildad al trabajar alegre y fielmente en un segundo lugar.” Son las palabras de Samuel Logan Brengle, quien fuese Comisionado, el segundo puesto de más alto rango, en el muy conocido Ejército de Salvación.  Escucha nuevamente sus palabas: “El líder espiritual de hoy es con toda probabilidad uno que ayer expreso su humildad al trabajar alegre y fielmente en segundo lugar.” ¡Trabajar alegre y fielmente en un segundo lugar! No creo que es el sentir de muchos. Podemos ver fácilmente lideres o llamados líderes que están más preocupados por su imagen, el título, las oportunidades de fotografías y si han de sentarse en la primera fila o en la mesa de honor en algún evento especial.

¿Cuántos lideres luchan por tener un corazón humilde? El título o puesto puede llevar a las personas con una función de liderazgo a que cuando no se cumple lo que ellos quieren el orgullo y la arrogancia tome lugar interponiéndose en la efectividad de su liderazgo. Entonces hay dos opciones: someterme a uno mismo y sentirse extremadamente orgulloso, o someterme a Dios y experimentar humildad. El “yo”, el ego, quiere pelear y dar una batalla para levantarse por encima de los demás. En el lado opuesto, el Espíritu Santo nos guía a caminar por fe en paz y sometidos a Dios. Es nuestra elección vivir desde el punto de vista de la gracia de Dios o la mentalidad de venganza egocentrista. Bajo la poderosa mano de Dios, desarrollamos un corazón humilde. Sin Él, nos podemos convertir en fanfarrones de lo que pensamos o nos convencemos cuan valioso somos para nosotros mismos e inclusive para otros. Pero si nuestro corazón es humilde nos vestimos para el éxito espiritual y de impacto trascendental.

Pedro usa la imagen de vestirse para tratar el tema de humildad; “Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes. Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.” 1 Pedro 5:5-6. Cada día elegimos adoptar una actitud orgullosa o una que considere a los otros mejor que nosotros. Cuando damos prioridad a las necesidades o deseos de otra persona antes que los nuestros, elegimos usar el atractivo vestido espiritual de humildad. Cuando nos movemos hacia la perspectiva de otro y apoyamos lo que sea importante para ellos, podemos retrasar nuestra propia gratificación para otro día.

Como padre te puedes encontrar en medio de acalorada conversaciones y discusiones en el hogar. Es la dinámica que surge en muchos hogares. Puede que en medio de esas conversaciones tengas toda la razón, sin embargo, el paso sabio a seguir es revestirse de humildad en el trato mutuo buscando lo que es mejor para la familia en total.  La humildad se rinde por el bien de todos y no de uno, no por el tuyo solamente. Como padre de dos preciosas hijas fueron muchas las veces en que me encontraba que había perdido mi identidad por completo. Ellas eran y son lo más importante. Ahora experimento lo mismo con mis nietos. Me alegra trabajar fielmente en un segundo lugar.  Esto se logra cuando confiamos en que Dios todopoderoso nos dará lo mejor para nosotros en su momento.

Estoy seguro de que muchos de ustedes, padres que me escuchan, en algún momento se han sentido lastimados o aprovechados. Tal vez hasta se han preguntado qué lugar ocupan en el hogar. Te puedo decir lo siguiente con seguridad; cuando renunciamos a nuestro derecho de querer ser primeros, podemos descansar en la justicia del Señor. Nuestra actitud de humildad es el resultado de nuestra voluntad rindiéndose a la voluntad de Dios. Él busca a los seguidores de Cristo que mueren diariamente para levantarlos para Si mismo y Su gloria. Entonces exigimos o imponemos nuestra voluntad con menos frecuencia y buscamos Su voluntad de manera más consistente.

Concluyo con dos citas. C.S. Lewis dijo: «Humildad no es pensar menos de ti mismo, sino pensar en ti mismo menos.»  Santiago, mi pastor de la primera Iglesia en Jerusalén dijo: «Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.” Santiago 4:10. Vestirse de orgullo o de humildad, tú decides.

Copyright 2020
Dr. Rafael Gutierrez, DMin
Director Ministerio Padre de Corazón
www.padredecorazon.org 

Recursos:
Two Minutes in the Bible for Men por Boyd Bailey.
1001 Ilustraciones por Charles Swindoll
Photo by Ben White en Unsplash

 

30 Jun 2020

“Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes. Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.” 1 Pedro 5:5-6.

Pastor Rafy Gutierrez, DMin

Director Ministerio
Padre de Corazón

Rafael (Rafy) Gutierrez

Rafy Gutiérrez posee un bachillerato (licenciatura) en administración de empresas y dos maestrías; una en finanzas corporativas y otra en estudios bíblicos y ministerios. Posee un Doctorado en Ministerio (DMin) del Seminario Bautista Midwestern en Kansas City, Mo.  Su pasión es estudiar y enseñar la Biblia y brindar cuidado pastoral enfocado en el ministerio para padres.

Rafy es el Director del Ministerio Padre de Corazón, ministerio hispano de Abiding Fathers con oficinas en Dallas, Texas. Ha impartido talleres y conferencias sobre el rol del padre en Cuba, Puerto Rico, España y en varias ciudades en los Estados Unidos. Es productor y la voz en el Podcast de Padre de Corazón. Rafy es profesor adjunto en el Seminario Teológico Bautista de Midwestern y profesor invitado en el Seminario Teológico de Centro América extensión del Seminario Teológico de Dallas, Texas.

Rafy y su esposa, Ernestine (Ernie) se mudaron a la zona de Frisco, Texas desde Puerto Rico en 1995. Tienen dos hijas casadas, Amy y Wendy, y dos amados nietos, Coral y Joel.

Fue ordenado pastor en Marzo del 2016. Actualmente se congrega en The Heights en Español en Richardson, Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.